Mi primer viaje a Asia ha sido también mi primer viaje en solitario cien por cien. Fui un poco inconsciente y reservé los billetes sin pensar en lo que me esperaba. Quería visitar a una amiga que vive en Beijing (Pekín) pero no estaba dispuesto a pagar más de 500€ de avión para estar sólo una semana recorriendo un país tan alejado y enorme. Así que tras asegurarme de en qué fechas estaría ella en el país, amplié en 3 semanas más mi estancia. Fueron 3 semanas por mi cuenta y otra más (aprox.) en compañía de mi anfitriona y otras amigas españolas.

Mi primer error fue no planificar en absoluto mi viaje. Dependía totalmente de cuándo me concederían el permiso para entrar en el Tibet y, por lo tanto, no podía trazar un recorrido por China que me fuera acercando al oeste. Al final opté por derrochar dinero pagando billetes de avión para que me cuadraran los tiempos. Por fotos, reportajes y comentarios de amigos quise visitar cuatro zonas del país alejadas entre sí: Beijing, la capital, donde me encontraría con mi amiga; Shanghai; los maravillos paisajes kársticos cercanos a Yangshuo; y el espectacular Tibet. Mi segundo error, no haber estudiado mínimamente la cultura china. Aunque yendo sin ningún tipo de conocimiento sobre el país pude sorprenderme en mayor medida de los contrastes entre nuestra cultura occidental y la milenaria cultura china.

El itinerario final fue el siguiente: Beijing – Yangshuo – Dazhai – Shanghai – Lhasa – Shigatse – Campo Base del Everest – Shigatse – Namtso – Lhasa – Beijing – Xi’an – Datong – Pingyao – Beijing. Mucha vuelta, pero tuvo que ser así para poder cuadrar los tiempos con mi visita al Tíbet y el encuentro con mis amigas.

Ahora que han pasado 5 meses desde mi vuelta, creo que puedo hacer una serie de recomendaciones para aquellos viajeros que deseen recorrer China por su cuenta.

Read more »