Durante mi viaje en China en 2009 tuve la suerte de conocer a Gary y Sophia, una pareja de guías locales (no te dejes engañar por el nombre). Tienen un perfecto inglés y su amabilidad es marca de la casa. Me ayudaron desinteresadamente en todo lo que necesité (sólo les compré unas entradas y un viaje en globo). La verdad es que después de tantos días en china, encontrarte con gente como ellos te da un respiro. Sus precios de salida son más que justos y no intentan tomarte el pelo como otros. Aunque ya se sabe que en China el regateo es obligado.

Read more »