El pasado sábado asistí a las segundas jornadas catalanas de fotografía celebradas en Tarragona. Concretamente estaba interesado en la mesa sobre fotografía y nuevas tecnologías formada por Pere Freixa, Joan Foncuberta, Enric Galve, Carles Mitjà i Roc Parés.


Pensaba que se hablaría de futuro y por desgracia se trataron temas que ya no son noticia o que al menos yo llevo usando unos años. Quisieron hacer una radiografía del momento, pero en mi opinión, llegaron tarde. Se centraron en exceso en Flickr explicando su funcionamiento y no se preocuparon en buscar vías para difundir la fotografía a través de estos medios u otras herramientas novedosas . Se trataron otros temas, pero como comprenderéis, para mi fueron temas menores. Por desgracia, no me explicaron nada nuevo.

El formato de la mesa no daba pie al diálogo. Un portavoz leyó 17 páginas de texto aburriendo a la sala. Hubiese sido preferible que difundieran este texto antes del acto y que se hubiese abierto el debate mucho antes. Increíblemente, este texto no verá la luz hasta el próximo otoño.

La conferencia de Kamal Munir y la mesa sobre mercado y coleccionismo (Pepe Font de Mora, Rafael Tous, Emilio Álvarez, Chantal Grande e Irene Mendozame) me dejaron un mejor sabor de boca.

Personalmente creo que se precipitaron totalmente al celebrar estas jornadas. Me parece sorprendente que unas jornadas que vuelven a celebrarse despues de 27 años, no hayan sido preparadas mejor y con más tiempo. Tampoco entiendo como puede ser que la gran mayoría de los asistentes fueran alumnos de la URV que buscaban completar unos pocos créditos libres de sus titulaciones. No me parece serio que para evitar que la sala de conferencias se quedara vacía, utilizaran esta opción. En una acto de este calibre, deberían haber estado representados todos los sectores de la fotografía de Cataluña.

No me parece del todo mal que se le quiera dar un mayor protagonismo a otras ciudades de cataluña con estos eventos, pero la disgregación de las exposiciones y demás actividades no creo que la favorezca. Debería habilitarse un recinto donde tuvieran lugar las exposiciones, debates y otras actividades. Si no puede darse el caso, deberían facilitar la movilidad de los asistentes entre las diferentes actividades.

Tengo que dar la razón a Manuel Úbeda y a Núria Gras. Personalmente no puedo valorar las jornadas globalmente porque no asistí al completo de las actividades y porque simplemente soy un aficionado autodidacta. Aunque sí espero que no vuelvan a pasar otros tantos años hasta la próxima edición. Quiero culpar de todo a las prisas y dar un voto de confianza a los organizadores para que en la próxima edición se pueda llegar a alguna conclusión con ese mismo dinero público. Pero respecto a esta edición, me arrepiento terriblemente de haberme gastado mis 30€ para poder asisitir.

### ¿Ha servido su celebración para algo?

SCAN 08: II Jornadas Catalanas de Fotografía

¡Suscríbete a la lista de correo!
Recibe todas las novedades directamente en tu e-mail