Tras varios años de contacto contínuo con la cultura tibetana e intentado repetir aquella estupenda experiencia con mis compañeros de Barcelona Photobloggers, me hace mucha ilusión invitaros a viajar conmigo este verano.


El Tíbet es un destino complejo. Y más aún si no dispones de amigos locales de confianza o si te propones visitar lugares a los que pocos occidentales llegan. Hace ya varios años me animé a explicar todos los pasos necesarios para cumplir el sueño de muchos: llegar Lhasa y viajar al Tíbet. Actualmente no se puede ir por libre y sigue existiendo mucha desinformación al respecto. La situación allí puede cambiar rápidamente y sin previo aviso. No hay comunicados oficiales. Todo lo que se escribió meses atrás en foros, blogs o guías de viajes ya no es válido. Se necesita información actualizada para estar seguro de que se conseguirán los permisos necesarios a tiempo. Es por ello que sigo actualizando con todos los cambios mi modesta Guía práctica del Tíbet.

Este verano intentaré pasar dos meses en el Tíbet y he reservado 12 días para recorrer los lugares que mejor muestran cómo es este destino tan desconocido. Visitaremos Lhasa, quedaremos impresionados con los paisajes de la cara norte del Himalaya, dormiremos a los pies del Monte Everest y nos acercaremos a la cultura tradicional tibetana asistiendo a uno de los festivales nómadas más importantes.

Además, contaremos con mi amigo y fotógrafo Albert Jódar. Nos conocimos gracias a Barcelona Photobloggers, pero no fue hasta su primer viaje a China que empezamos a tener un contacto más estrecho. Marcelo, amigo común, le habló de mis aventuras por China y Tíbet y me contactó para que le aclarara alguna duda. Enseguida nos entendimos. Además de nuestra pasión por la fotografía, los dos compartimos un espíritu viajero parecido y no nos asusta enfrentarnos en solitario ante el reto de viajar a un país con una sociedad completamente diferente y sin conocer el idioma. Claro está que él ve historias donde yo no las veo y le envidio por ello. No podía ser de otra manera, Albert tenía que acompañarme en este viaje.

Y por último, pero no menos importante, todo ha sido mucho más fácil gracias a soporte de X-Plore, una agencia de viajes diferente con la que colaboro activamente diseñando rutas y expediciones al Tíbet a medida, y el apoyo incondicional de mis compañeros de Barcelona Photobloggers.

Todos aquellos que estéis interesados en el programa detallado de la expedición, podéis poneros en contacto conmigo.

¡Suscríbete a la lista de correo!
Recibe todas las novedades directamente en tu e-mail