Sois muchos los que me contactáis preguntándome qué ver o qué visitas podéis hacer en esos días que tenéis disponibles. Para no repetirme tanto, voy a intentar recoger aquí una pequeña introducción a este destino tan especial para mí. Intentaré ir completándola a medida que tenga más tiempo.

¿Cómo entrar al Tíbet?

Podéis entrar al Tíbet desde China o desde Nepal. Dependiendo del país elegido tendréis que seguir unos trámites u otros. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Y como eso es totalmente subjetivo a nuestra condición particular, me centraré simplemente en las vías de acceso al Tíbet.

Desde China tenemos la posibilidad de llegar a Lhasa en avión, tren o por carretera. Las principales puertas de entrada en avión son: Chengdu (CTU), Beijing (PEK), Xi’an (XYY), Shanghai (SHA), Chongqing (CKG), Xining (XNN), Shangri-la (DIG) y Kunming (KMG). Si preferimos viajar en tren debemos tener en cuenta la dificultad de conseguir billetes en el llamado tren del cielo (es el más alto del mundo). Actualmente, las ciudades donde más fácil es conseguir billetes de tren con destino a Lhasa son: Chengdu, Xining, Beijing y Shanghai. La vía terrestre queda descartada en estos momentos al estar prohibido viajar por diferentes zonas del Tíbet Oriental.

Desde Nepal sólo podemos acceder a Lhasa por aire y tierra. La forma más recomendable para facilitar la aclimatación a la altitud y prevenir los efectos del mal de altura es volar con los dos únicos vuelos directos entre Katmandú y Lhasa: el Air China CA408 y también el Sichuan Airlines 3U8720 que operan diariamente (desde el 1 de abril 2015). Como las plazas se agotan rápidamente en temporada alta o sus precios son a veces prohibitivos, también tenemos la opción de cruzar la frontera sinonepalesa entre las poblaciones de Kodari (Nepal) y Zhangmu (China-Tíbet), también llamada Dram en tibetano. Si elegimos esta última opción tenemos que ser conscientes de que en un par de días pasaremos de los 1000 a más de 5000 metros. No recomiendo esta opción sin estar aclimatado previamente o sin un itinerario que facilite la aclimatación.

¿Qué ver en Tíbet?

Según los días disponibles que tengamos podremos llegar a los lugares más remotos del Tíbet o simplemente conformarnos con una visita a la ciudad prohibida de Lhasa. Las principales opciones son:

Lhasa y alrededores.
La capital del Tíbet es el corazón espiritual y cultural del Tíbet. En sus proximidades se han concentrado los monasterios y centros de poder más importantes a lo largo de su historia. Visitas: Templos de Jokhang y Traduk; barrio del Barkhor; palacios del Potala, Yumbulagang y Norbulingka (Palacio de verano del Dalai Lama); monasterios de Sera, Drepung, Samye, Reting, Drigung Til, Tsurphu y Yangpachen; convento de Tidrum; lago Namtso… entre muchas otras. Tiempo mínimo recomendado: 5 días.

La Ruta de la Amistad.
El trayecto que une Lhasa con la frontera con Nepal es la ruta más popular del Tíbet y una de las más espectaculares de Asia. Además, une muchos de los puntos más atractivos que el Tíbet ofrece. Visitas: monasterios de Tashilhunpo, Pelkor Chode (Kumbum), Shalu, Sakya, Shegar; lagos Yamdrok-tso y Peiku-tso; glaciar Karo-la; cueva de Milarepa; Campo Base del Shisha Pangma… entre otras tantas. Tiempo mínimo recomendado: 9 días.

Campo Base del Everest.
Situado a más de 5.000 metros, podremos acampar muy cerca de la majestuosa cara norte de la montaña más alta del planeta: el Qomolangma, nombre que recibe el Monte Everest en tibetano. Combinable fácilmente con la Ruta de la Amistad y se encuentra a pocos kilómetros del monasterio de Rongbuk.

Monte Kailash.
El eje del mundo para las culturas que lo veneran y padre de los cuatro grandes ríos de Asia. Es la montaña más sagrada de Asia y por respeto a esas culturas nunca ha sido escalada. Recorrer la ruta de peregrinación (kora) más importante para hindúes y tibetanos circunvalándolo nos librará de cualquier pecado que hayamos podido cometer según las creencias locales. Visitas: monasterios de Chiu, Dira-puk y Zutul-puk; lago Manasarovar… Tiempo mínimo recomendado: 12 días (3-4 más para el Kora).

Reino de Guge.
Las enigmáticas ruinas de la ciudadela de Tsaparang dominan los espectaculares paisajes de este rincón del lejano oeste tibetano. Estos restos son las únicas pruebas de una gran civilización desconocida hasta hace pocas décadas. Tiempo mínimo recomendado: 15 días

Y muchos más…

Trekking Tíbet

Los treks más interesantes del Tíbet son los siguientes:

Viajes en grupo

Cada semana organizamos salidas para los siguientes itinerarios y a los que puede unirse cualquier persona interesada. La diferencia básica entre ambos es que uno está pensado para aquellos que queréis visitar Nepal y el otro para los que continuáis vuestro viaje por China.

La Ruta de la Amistad: Lhasa – Nepal (9 días)

D01 Llegada a Lhasa
D02 Visitas Lhasa
D03 Visitas Lhasa
D04 Traslado a Gyantse
D05 Traslado a Shigatse
D06 Traslado a New Tingri / Baber
D07 Traslado a Old Tingri / Campo Base del Everest
D08 Traslado a Zhangmu
D09 Cruce de frontera – Salida Tíbet – Katmandú

Campo Base Norte del Everest ( 10 días )

D01 Llegada a Lhasa
D02 Visitas Lhasa
D03 Visitas Lhasa
D04 Traslado a Gyantse
D05 Traslado a Shigatse
D06 Traslado a New Tingri
D07 Traslado al Campo Base del Everest
D08 Traslado a Shigatse
D09 Traslado a Lhasa
D10 Salida Tíbet – China

Estoy diseñando diferentes itinerarios que desde mi punto de vista cubren las posibilidades más interesantes. Tours culturales, rutas en moto o bicleta BTT, paseos a caballo, trekking y alpinismo. Todo en Tíbet. Si sientes curiosidad puedes contactar conmigo.

¿Cómo es un viaje de 10 días por el Tíbet?

¿Más dudas?

Consulta mi Guía práctica para viajar al Tíbet 2015

¡Suscríbete a la lista de correo!
Recibe todas las novedades directamente en tu e-mail